Aprendiendo estadística: Antes y después de Minitab

Logotipo del Aniversario 40Minitab Statistical Software revolucionó la enseñanza de estadística y ayudó a los estudiantes a ver el análisis de datos no como un obstáculo, sino como una herramienta relevante y vital. Cuarenta años después de su lanzamiento inicial, Minitab sigue siendo el paquete de herramientas más utilizado para enseñar y aprender estadística, aun cuando su facilidad de uso también ha permitido su migración de la universidad al mundo profesional.

Seamos honestos: la mayoría de los estudiantes de hoy no están precisamente enamorados de la estadística. Pero en la época en que las computadoras no eran una herramienta de uso generalizado, la estadística infundía un claro pavor en muchos estudiantes. ¿Y cómo no hacerlo?  Semanas tras semanas, los estudiantes de los cursos introductorios de estadística tenían que memorizar fórmulas complejas y trabajar arduamente con tediosos cálculos a mano. Si el tiempo lo permitía, podían ver algunos ejemplos teóricos de cómo los cálculos en los que habían estado trabajando podían aplicarse en una situación práctica. Analizar incluso pequeños conjuntos de datos bajo estas condiciones era una tarea enorme.

A finales de la década de 1960, la enseñanza de estadística enfrentó una crisis. Maurice Lee, director de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de Carolina del Norte, fustigó el curso introductorio típico de estadística que se ofrecía en aquellos días: la carencia de relevancia práctica, escribió Lee, "...conduce inevitablemente a la conclusión de que el estudiante de pregrado haría bien en utilizar las horas dedicadas actualmente al curso de estadística para asistir a las sesiones de casi cualquier otra materia ofrecida por la Universidad”.

Una cita atribuida al experto en estadística Walter Federer, de Cornell University, lo planteó más directamente: “Si la profesión estadística no hace algo por la enseñanza de la estadística, otros grupos lo harán”.

La llegada de Minitab

La situación comenzó a cambiar en 1972, cuando la introducción de Minitab Statistical Software transformó la informática estadística en una herramienta de aula viable.

Minitab no fue el primer software de herramientas estadísticas. Sin embargo, los programas estadísticos disponibles para mainframes a mediados de la década de 1960 no eran adecuados para la enseñanza. Un paquete desarrollado por el Instituto Nacional de Normas y Tecnología de Estados Unidos, llamado OMNITAB, era poderoso, pero difícil de usar. Con el objetivo de lograr que la estadística fuera más fácil de aprender, los profesores de estadística de Penn State University Tom Ryan, Brian Joiner y Barbara Ryan crearon una versión más accesible de OMNITAB, que se convirtió en la primera versión de Minitab. 

Con el uso de Minitab en los cursos introductorios, los estudiantes pudieron apreciar el valor práctico de la estadística. Al reducir la cantidad de tediosos cálculos necesarios para hacer inferencias estadísticas, Minitab dio a los estudiantes más tiempo para pensar sobre el significado de sus análisis. La forma de enseñar estadística cambió desde entonces.

Sus creadores definieron cuatro ventajas inmediatas de aprender estadística con Minitab:

  • La eliminación del pesado trabajo de cálculo ayudaba a los estudiantes a comprender los conceptos importantes sin perderse en una masa de detalles.
  • Se podía estudiar un gran número de conjuntos de datos reales, mejorando la capacidad de los estudiantes para transferir el conocimiento de los libros de texto a situaciones prácticas.
  • La representación gráfica de los datos en una variedad de formas se convirtió en el procedimiento de operación estándar.
  • La simulación se podría utilizar como una herramienta de aprendizaje.

El uso de la computadora en un curso introductorio también resultó práctico para que los estudiantes aprendieran técnicas más avanzadas. Por ejemplo, la cantidad de cálculo manual requerido había sido un disuasivo importante para la enseñanza de métodos no paramétricos. Minitab eliminó esa barrera.

Minitab deja su huella en la educación

En 1976, The Minitab Handbook detalló cómo utilizar el software en el aula. En una revisión, James Inglis, de la Universidad de Rochester, describió el impacto que tuvo:  “Con Minitab reduciendo la importancia de los cálculos, el énfasis...puede pasar de los cálculos a las preguntas más amplias sobre el análisis de datos que enfrentan los expertos en estadística y los experimentadores: ¿Qué modelo se debe usar? ¿Son adecuados los supuestos? ¿Cómo debe interpretar uno las gráficas, los números y los resultados de las pruebas? ¿Cuál es la importancia práctica de los análisis estadísticos? Proporciona a los instructores una mejor oportunidad de mostrar a los estudiantes cómo analizan realmente los datos los expertos en estadística, sin tener que gastar mucho tiempo en enseñar cálculo”. 

Los profesores de estadística fueron testigos de grandes beneficios en el aula. Ruth Hubbard, de la universidad australiana Queensland University of Technology, utilizó Minitab en un curso diseñado específicamente para estudiantes con débiles antecedentes en matemáticas, pero que necesitan aprender estadística porque es un componente importante de muchas disciplinas. “A los estudiantes les encantó usar Minitab para hacer sus ejercicios”, comenta. “Producir sus propios resultados en la computadora parecía darles un sentido de poder y dominio en la materia. Si cometían un error, era fácil corregirlo. Quedaban intrigados con los resultados inesperados que imprimían y se mostraban muy interesados en obtener explicaciones”.

Si embargo, el software no sólo ayuda a los estudiantes que carecen de sólidas bases matemáticas; hizo que fuera más fácil enseñar los conceptos clave a cualquier estudiante. “Muchos conceptos se ilustran mejor utilizando un paquete estadístico fácil de usar como Minitab”, dijo Timothy O’Brien, de Loyola University. “Mis alumnos producían histogramas fácilmente...ilustrando el Teorema del Límite Central para una proporción de Bernoulli cuando n = 100 y p = 0,40 y cuando p = 0,05.  A pesar de que esta última situación apenas satisface el criterio habitual de ‘magnitud’ (del tamaño de la muestra) (es decir, tanto n*p y n*(1-p) al menos 5), los estudiantes ven fácilmente que la aproximación normal se vuelve dudosa en este caso”.

Minitab hoy

Minitab Statistical Software sigue siendo el principal paquete de herramientas estadísticas del mundo para la enseñanza de estadística, ya que se utiliza en unas 4,000 instituciones de educación superior a nivel mundial. Más personas han aprendido estadística con Minitab que con cualquier otro paquete de herramientas estadísticas. Por supuesto, al facilitar el acceso al poder estadístico, Minitab resulta tan útil para los profesionales como lo es para los estudiantes. El hecho de aprender utilizando Minitab concede a los graduados una ventaja en el mercado de trabajo, porque Minitab también es el software más utilizado en las iniciativas de mejora de la calidad tanto en los negocios como en la industria.

Muchos profesionales que utilizan Minitab hoy en día recuerdan muy bien cómo era aprender estadística cuando no estaba disponible el software. “He aprendido estadística dos veces”, afirma Paulo Scheidegger, consultor senior en INDG, la empresa de consultoría gerencial más grande de Brasil. “A principios de los años 70 como estudiante de posgrado, mis profesores utilizaban técnicas antiguas que hacían mucho énfasis en la teoría y casi nada de usos prácticos y ejemplos. Ni que decir, era una tortura aprender y olvidé todo tan pronto como me gradué. Muchos años más tarde tuve que actualizar mis conceptos para ayudar en la parte de control de calidad en mi empleo anterior, y entonces conocí a Minitab. ¡Caramba! Qué fácil era generar grandes cantidades de datos para comprobar mis conceptos y ver realmente qué cambios podrían ocurrir bajo tal o cual supuesto. Pronto pude enseñar estadística básica a mis colegas desde un punto de vista práctico. Todavía estoy aprendiendo a mis sesenta, y ahora estoy realmente involucrado en la enseñanza de estadística como consultor, pero a veces me pregunto cómo habría sido si hubiera tenido a Minitab en los años 70.

La diferencia entre enseñar y aprender estadística antes y después de Minitab está muy clara para Alvaro Miró, director ejecutivo de FORMATEX, una empresa argentina de consultoría. “Al principio enseñábamos utilizando teoría pesada, con teoremas, propiedades, etc., y empleando fórmulas increíblemente complejas, tablas pesadas y ejercicios interminables para resolver asuntos muy simples como una curva OC o una correlación simple. Los alumnos realmente odiaban esos métodos, porque el valor real de la estadística no es conocer la fórmula de sigma o la distribución binomial, sino las aplicaciones de esas fórmulas a los problemas. Así que la materia era muy difícil de enseñar, y todo era números. Actualmente dicto cursos en empresas, y es un placer usar Minitab, hablar de la teoría y poder demostrar el verdadero objeto de la estadística”.

¡Si aún no utiliza Minitab Statistical Software,  descargue nuestra prueba gratis por 30 días!

Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies para efectos de análisis y contenido personalizado. Leer nuestra política