NSCCHS optimiza el cuidado de las heridas con Minitab

 
 

Estando al servicio de una población de más de 1 millón de habitantes en el norte de Sidney, el Northern Sydney Central Coast Health Service (NSCCHS) entiende la importancia de una atención médica de calidad. Con un estimado de 270,000 australianos sufriendo actualmente de heridas crónicas, que tardan más de tres meses en sanar o cuyo período de curación no se puede predecir, el asegurar una alta calidad de vida para estos pacientes durante el tratamiento es un objetivo primordial del NSCCHS. El cuidado de heridas es una actividad de alto volumen en los once centros principales del NSCCHS y los funcionarios del sistema estaban conscientes de que el tratamiento de heridas suele implicar altos costos y altos riesgos. Si un centro proporcionara cuidados que no fueran suficientes, los pacientes podrían ser más propensos a sufrir infecciones, retraso en la cicatrización, dolor evitable y una calidad de vida reducida.

Usando Minitab Statistical Software, el Northern Sydney Central Coast Health Service realizó el análisis de datos necesario para evaluar el cuidado de heridas en sus centros. Arriba se muestra una vista aérea del Royal North Shore Hospital con el puerto de Sidney al fondo.

Se observaron variaciones significativas entre los servicios de cuidado de heridas en diversos centros, y la coordinadora del cuidado de heridas del NSCCHS, Melissa O’Brien, fue designada para dirigir varios subcomités locales relacionados con el tema. O’Brien y los comités se abocaron a crear, implementar y evaluar las pautas para todas las categorías principales de heridas. Ese equipo confió en Minitab Statistical Software para realizar el análisis de datos necesario para evaluar si los pacientes en todo el sistema recibían un cuidado de heridas seguro, adecuado y eficaz.

El esfuerzo es tan sólo uno de los muchos proyectos de mejora de la calidad emprendidos por el NSCCHS y su galardonado Programa de métodos y pensamiento estadístico, conocido como “STaMP.” La adición de una licencia empresarial de Minitab le ha permitido al NSCCHS ser “cada vez más capaz de transformar datos en conocimiento y actuar sobre la base del conocimiento adquirido para mejorar los resultados clínicos y de negocios”, señala Helen Ganley, analista de sistemas de calidad.

Las gráficas de Minitab ayudaron al NSCCHS a analizar y evaluar los planes de tratamiento, indicándole al equipo si habían alcanzado las metas establecidas en las diversas etapas de su proyecto de mejora de la calidad

Para la iniciativa de estandarización del cuidado de heridas, los comités locales de cuidado de heridas revisaron y aplicaron nuevas estrategias en cada centro del NSCCHS. Una vez que se implementaron los nuevos planes de tratamiento, O’Brien utilizó las gráficas de control de Minitab para analizar las intervenciones en cuidado de heridas y asegurarse de que los procesos de cada centro cumplieran consistentemente con las normas de atención médica. Una gráfica de control presenta los datos de forma secuencial, lo cual permite determinar fácilmente la variación de un proceso en el tiempo, y si esa variación es poco usual o no. Una variabilidad menor en el proceso es normal, pero a veces se debe a un factor que no forma parte del proceso normal y se puede corregir. La identificación de las diferentes causas de variación permite hacer ajustes en un proceso sin ejercer un control excesivo sobre el mismo.

O’Brien utilizó Minitab para crear gráficas de control y monitorear los nuevos tratamientos, y reconoció la facilidad de uso y la simplicidad del software para monitorear y evaluar los procesos en el tiempo. “Minitab es fácil de usar y enseñar”, afirma O’Brien.

Las gráficas de control permitieron al equipo de mejora comparar la proporción de pacientes que recibieron un cuidado “perfecto” antes y después de la implementación de los nuevos procedimientos, así como pacientes con heridas curadas dentro del rango objetivo de 10 días. El NSCCHS también utilizó Minitab para evaluar el rendimiento del proyecto a corto plazo en relación con el personal que empezó a aplicar las nuevas pautas de cuidado de heridas. El análisis reveló que la proporción de intervenciones de úlcera en la pierna era del 26% antes del proyecto de mejora de la calidad. Después del proyecto, esa cifra se elevó a 84%.

El NSCCHS utilizó Minitab para evaluar el rendimiento del proyecto a corto plazo en relación con el personal que empezó a aplicar las nuevas pautas para el cuidado de úlceras en la pierna. Esta gráfica de control histórica mostró las intervenciones implementadas en marzo de 2006 versus las implementadas en marzo de 2007.

Adaptado de un artículo titulado “Best Practices Wound Care” (Prácticas recomendadas en el cuidado de heridas), recientemente publicado en el International Wound Journal, abril de 2011.

Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies para efectos de análisis y contenido personalizado. Leer nuestra política